Que son los cenotes

Un cenote es un pozo de agua dulce que se forma por el desgastamiento de las rocas calizas, las rocas absorben el agua de la lluvia la filtran y las almacena en el subsuelo formando cuevas inundadas. Con el paso de los años, las rocas se van desgastando dejando expuestas estas bellezas naturales que en algunos casos se encuentran conectados con el mar, al chocar el agua dulce del cenote y el agua salada del mar se forma una bella nube de “haloclina” que impide el paso de la luz y se puede visualizar hasta descender varios metros según sea el cenote. Por otro lado, se cree que los cenotes se formaron como resultado del meteorito que cayó en la Península de Yucatán y que provocó la extinción de los dinosaurios, con el paso de los años y filtración del agu del subsuelo estos se llenaron de agua hasta quedar como unos pozos naturales de agua dulce.

La edad de los cenotes se puede reconocer gracias a su forma, así que si en tu próxima visita deseas nadar en un cenote abierto debes saber que estarás nadando en uno de los cenote más antiguos de la Península de Yucatán.

Cenote abierto

Los cenotes abiertos o a cielo abierto son los más antiguos de la Península de Yucatán, ya que con el paso de años se han ido exponiendo a la superficie hasta quedar completamente descubiertos, sin embargo muchos de ellos cuentan con cuevas o cavernas subterráneas que pueden ser exploradas. La mayoría de estos cenotes han sido y siguen siendo de gran importancia para la cultura maya, ya que muchos de ellos fueron utilizados para ceremonias religiosas, sacrificios humanos, para resguardo y como fuente para su consumo y riego en tiempos de sequía. Algunos cenotes abiertos son de aguas cristalinas y permiten observar en el fondo las rocas colapsadas, algunos son tan profundos que el color del agua puede ser un azul intenso.

cenotes cielo abierto

Cenote semiabierto

Los cenotes semiabiertos son aquellos que nos indican una edad media del cenote, ya que parte de él se ha ido colapsando con el paso de los años permitiendo la entrada de luz y rayos solares en algunos de sus agujeros. Por lo general el agua de este tipo de cenotes es totalmente dulce, cristalina y de color azul cielo a un azul intenso dependiendo los minerales y profundidad, por lo que es posible observar el suelo y las rocas que han colapsado o se han desprendido del techo así como decenas de peces. Estos cenotes tienden a ser los más hermosos y visitados para practicar snorkel y buceo, ya que gracias a que no están expuestos totalmente a la intemperie es posible apreciar formaciones rocosas como estalactitas, estalagmitas, columnas, banderas, entre otras. Muchos de los cenotes semiabiertos cuentan con cavernas o cuevas inundadas en su interior a la que solo los buzos especializados pueden acceder y descubrir su belleza; y en algunos casos pueden llegar a tener salida a otros cenotes que se encuentren interconectados bajo la tierra.

Cenotes semi abiertos

Cenote subterráneo

Los cenotes subterráneos son los cenotes más jóvenes y más impresionantes, debido a que su belleza se encuentra a través de sus grutas o cavernas, al recorrerlos es posible observar decenas de peces, formaciones rocosas vivas como estalactitas y estalagmitas, el agua es completamente cristalina permitiéndonos observar el fondo a pesar de su profundidad. Los cenotes subterráneos se encuentran debajo de la tierra y en algunos casos hay que descender varios metros en escaleras o con un sistema de rappel hasta llegar a sus transparentes y frías aguas, la mayoría de ellos cuentan con cavernas y bóvedas decoradas de espeleotemas y se conectan subterráneamente con otros cenotes. Así que no te pierdas la oportunidad de maravillarte con estos bellos pozos naturales llamados cenotes, nada explora y diviértete!.

Cenotes subterráneos